Receptores AV

Como siempre, en lo primero que ha de pensar no es qué receptor AV comprar, sino cómo y para qué ...
Leer Más

Como siempre, en lo primero que ha de pensar no es qué receptor AV comprar, sino cómo y para qué va a utilizar su nuevo receptor AV. Un receptor AV consiste básicamente en un amplificador de audio envolvente y un dispositivo radio incorporado. Al receptor AV pueden conectarse cinco o más altavoces, dispositivos emisores de señales de vídeo y una pantalla; como puede ser un DVD, un televisor o un proyector. Algunos dispositivos, como los DVDs, los televisores o los altavoces de los que se disponen podrían no ser de los mismos fabricantes; no obstante, esto a veces ayudaría por compatibilidad en lo referente a las conexiones, mandos a distancia, etc.

El número de canales, y por lo tanto altavoces necesarios depende de la decodificación normalizada del sonido envolvente del amplificador. Cuantos más canales se posea, mayor efecto envolvente se conseguirá. Por otra parte, la ubicación de los altavoces es muy importante, por lo que no hay que olvidar consultar el manual para obtener el mejor resultado posible.

Como es de suponer, a la hora de tratar los dispositivos emisores de señales de vídeo y audio, es importante disponer de tantas posibilidades de conexión como sean posibles. La rápida evolución de los receptores AV ha dado lugar a una gran variedad de diferentes estándares para distintas posibilidades de conexión y sonido envolvente, como ser: Dolby, DTS, THX y otros. Dado que un receptor AV ha de funcionar como el dispositivo de vídeo/audio maestro en un sistema de cine en casa (home cinema), se necesitan tanto conexiones analógicas como digitales para las señales de audio y los reproductores de vídeo. Lo más probable es que desee conectar su receptor AV a un centro multimedia o a un ordenador, así que asegúrese de todas las posibilidades disponibles.

Aun cuando las posibilidades de conexión son importantes, la principal cuestión a considerar es la calidad del sonido. Si escucha música y películas, cuando compre un receptor AV tenga en cuenta esta cuestión. Por desgracia, existen algunos receptores AV que tienden a centrarse más en el sonido y los efectos de la película que en la verdadera calidad del sonido de la música. Para ciertos modelos, también puede merecer la pena dedicar algo de tiempo en comprobar el mando a distancia, ya que algunos son fáciles de utilizar pero otros requieren poco menos que ser de la NASA para manejarlos. En algunos casos es mejor comprar un mando a distancia, que además controla todos los demás equipos, incluido el televisor.

Existen otros receptores AV que funcionan con sólo dos canales y de uno a tres altavoces. Este tipo de receptores intentan simular el efecto envolvente con unos resultados más o menos aceptables, pero nunca crearán un sonido totalmente envolvente. Se ha de tener alguna limitación en cuanto a espacio y dinero para llegar a un acuerdo con estas opciones.

Después de decidir qué receptor adquirir, consulte toda la información disponible de los modelos en los que esté interesado. Llévese algunos de sus CDs favoritos a la tienda para que pueda comparar la calidad de sonido con la música que le es familiar, antes de comprar el receptor AV.

CONSEJO:
Algunos modelos disponen de una conexión USB o de una ranura para tarjetas de memoria, lo que puede resultar en una buena forma de acceso a la música que se descarga de Internet si no puede conectar el receptor directamente a su ordenador.

Cerrar
Usted tiene que seleccionar entre 2 y 5 artículos para hacer comparación
Mostrando 1-50 de 743