Televisores de Plasma y LCD

Como siempre, lo primero que ha de pensar no es qué televisor comprar, sino cómo y para qué va a ...
Leer Más

Como siempre, lo primero que ha de pensar no es qué televisor comprar, sino cómo y para qué va a utilizar su televisor nuevo. Los televisores han experimentado una rápida evolución en la última década, y actualmente los hay de pantalla plana y de pantalla panorámica, con calidad HD o incluso Full-HD, combinados con un sistema de sonido envolvente (Cine en Casa o Home Theater). Esta rápida evolución ha originado la aparición de distintos estándares y posibilidades de conexión que con justa razón, crean mucha confusión al consumidor. Y para más confusión, este también tiene que elegir entre televisores de proyección frontal o de retro-proyección (también conocida como proyección trasera o RPTV), temas que no se tratarán en este artículo.

¿Plasma o LCD? ¿HD o Full-HD?
Con respecto a la elección entre Plasma o LCD, no necesita preocuparse demasiado. Las pantallas LCD han mejorado considerablemente y tienen una excelente calidad de imagen. No obstante, todavía existen algunas diferencias reseñables, y es que las pantallas de plasma tienen una mayor relación de contraste; aunque los paneles LCD actuales, casi siempre presentan una relación de más de 1000:1; suficiente para el ojo humano. Otro parámetro a considerar, es el tiempo de respuesta, que es mayor en los televisores de plasma; aunque también en este sentido los LCD han mejorado considerablemente. Con respecto a los colores, los televisores de plasma son mejores para representar imágenes en movimiento, mientras que los LCD son mejores para imágenes fijas. Otra ventaja de las pantallas LCD es su elevada resolución. Finalmente, también hay diferencias de precio, así que si está pensando en una pantalla realmente grande, de 40 pulgadas o más, probablemente deberá optar por el plasma. No obstante, puede estar seguro de que hay nuevas y mejores tecnologías a la vuelta de la esquina.

En cuanto a la opción de HD o Full-HD, el tamaño de la pantalla es uno de los factores decisivos, así como la distancia entre el televisor el observador. Si compra una pantalla de 50 pulgadas o más, y se sienta a sólo unos cuantos metros (2-3 m) de distancia, necesitará indiscutiblemente, una pantalla Full-HD. En otros casos, la diferencia de visión será insignificante. Si tiene pensado conectar el televisor a una videoconsola, a un ordenador o a un reproductor Blue-Ray, la mejor elección sería probablemente, un televisor Full-HD para obtener una mayor calidad.

Un aspecto muy importante en todos los televisores es su calidad de imagen con la luz de día. Muchos televisores muestran una excelente calidad de imagen cuando la habitación está oscura, pero no siempre con diurna. Algunos televisores disponen de funciones que ajustan automáticamente la imagen en función de la intensidad luminosa en la habitación, aspecto importante a considerar, por ejemplo, en una casa de verano.

La gama de diferentes televisores disponibles es amplia, existiendo todavía televisores CRT, aunque los que siguen fabricándose corresponden a modelos anteriores. La mayoría de los televisores actuales son de pantalla plana. Los de menor precio disponen de funciones básicas, a menudo con tecnología HD y con pocas posibilidades de conexión. Estos televisores por lo general presentan una buena relación calidad/precio; pero al estar basados en tecnologías anteriores, no son compatibles con todas las funcionalidades actuales. Los televisores posteriores son modelos con más capacidades y tecnologías más avanzadas. Estos pueden incorporar sintonizadores y/o reproductores de DVD. Por último, están los televisores más avanzados, para aquellos que desean construir su propio sistema. En la mayoría de los casos, estos se basan en un centro multimedia independiente, con posibilidad de controlar más de una pantalla, por ejemplo: una pantalla plana y un proyector. Es importante en todos los casos que usted se asegure de que el televisor que desea adquirir puede conectarse a los equipos de los que ya dispone; como puede ser su ordenador o cualquier otro dispositivo de vídeo.

Por lo tanto, cuando haya decidido cómo y para qué va a utilizar su televisor, obtenga información de los modelos que le han interesado, y recuerde que la calidad de imagen es más importante que la propia tecnología.

CONSEJO:
Por lo general, un televisor de pantalla plana suele colocarse en la pared directamente. No obstante, hay muchos fabricantes de soportes para montaje en paredes que ofrecen la posibilidad de rotar el televisor, e incluso algunos disponen de abrazaderas para colocar altavoces centrales y de lejas para receptores TDT/DVB-C, etc.

Cerrar

Refinar Búsqueda(9005 coincidencias)

Click aquí para añadir filtros

  • Precio
Usted tiene que seleccionar entre 2 y 5 artículos para hacer comparación
Mostrando 1-50 de 9005