Videocámaras

Como siempre, lo primero que ha de pensar no es qué videocámara comprar, sino cómo y para qué va ...
Leer Más

Como siempre, lo primero que ha de pensar no es qué videocámara comprar, sino cómo y para qué va a utilizar su nueva cámara de vídeo. En la actualidad, las videocámaras son pequeñas, ligeras y con una calidad de imagen y sonido excelente; a diferencia de las primeras, que eran grandes, difíciles de manejar y con unos resultados que en la actualidad nos provocarían la risa. Así que hoy por hoy, el criterio de elección tiene mucho más que ver con lo que se piensa filmar, y con las características que cada uno necesita en particular. No obstante, hay una cuestión importante a considerar. Una videocámara se compone de dos partes: la cámara en sí, y la unidad de almacenamiento.

Con respecto a la parte de la cámara, debería pensar en ella como si usted fuera a comprar una cámara digital normal y corriente. En cuanto a la unidad de almacenamiento, en la actualidad usted puede elegir entre una amplia variedad de formatos, cada uno con sus ventajas e inconvenientes.

Todavía existen cámaras que utilizan cintas (cassettes), siendo el estándar más utilizado actualmente la cinta Mini-DV, que proporciona una muy buena calidad de imagen, pero presenta el inconveniente de que se tarda mucho tiempo en copiarla a un DVD o disco duro. Si compra una videocámara con grabación directa a un DVD, no tendrá el problema anterior. No obstante, estas videocámaras, junto a las que utilizan memorias flash o tarjetas de memoria, presentan el inconveniente de que algunos programas de edición no funcionan del todo bien con ellas; siendo necesaria la descarga previa del vídeo a su ordenador para su posterior edición. La parte positiva de esto último es que dispone de una copia de seguridad.

Si su televisor es compatible con la tecnología HD o incluso Full-HD, debería tener en cuenta que su videocámara también lo sea. La mayoría de las videocámaras actuales disponen de capacidad HD, pero no todas. Por otra parte, está la cuestión de si debería decidirse por una cámara con sonido envolvente (Dolby surround) o no. Para hacer de "director de escena" durante las vacaciones o simplemente para grabar situaciones agradables de los niños conforme se hacen mayores, debería decidirse por una videocámara ligera, pequeña, fácil de usar y que no necesite ninguna configuración manual; esta debería poder llevarse encima todo el tiempo, lista para grabar cualquier situación sin mayor complicación. Pero para hacer de "futuro productor cinematográfico”, debería optarse por una videocámara con sonido envolvente y capacidad de pantalla panorámica. Para el resto de nosotros, están todas las demás para elegir de entre ellas.

Decida qué videocámara comprar y luego obtenga toda la información posible sobre la misma. Por otra parte, tenga en cuenta los accesorios que pueda necesitar. Un trípode es un accesorio importante si va a grabar escenas de larga duración. También resulta una buena inversión, adquirir un programa de edición adecuado, ya que muy pocos de nosotros podemos grabar vídeos perfectos la primera vez. Por todo ello, le aconsejamos que no desperdicie su dinero en una cámara de video sofisticada si luego no puede utilizarla con todo su potencial, debido a que no dispone de los accesorios apropiados.

CONSEJO:
No olvide la importancia de realizar copias de seguridad de sus vídeos. Utilice programas para copias de seguridad y grábelas en un CD/DVD, en el disco duro interno, o incluso en un disco duro externo, para asegurarse de que tiene guardados sus videos en el caso de que se produzca algún fallo en la videocámara o en el medio de almacenamiento de datos multimedia.

Cerrar
Usted tiene que seleccionar entre 2 y 5 artículos para hacer comparación
Mostrando 1-50 de 1680